mayo 04, 2007

Una letra es un escondrijo donde late la penuria… portadora y desencadenante de otro receptáculo cuyo ambage ancestral imita al tiempo: la palabra. Ella es tan provocadora que la insertamos, aún inacabada, en nuestras ideas.

1 comentario:

Kadannek dijo...

tal vez..sí.

La palabra es poderosa, puede dar vida, como quitarla.