octubre 07, 2010

I
Aquí arriba
vive el prudente gorrión
eso es lo trabajoso
que lo nombren simple.

II
No la piedra del perdón
                que nadie arroja.
Abajo, donde estoy
gotea la dureza de los
que pusieron sus libros arriba
esperando se ateste mi encima de su arriba.
No su encima de mi abajo.

D. Battilana

1 comentario:

AMZ dijo...

muy bueno... otro cansancio...pero menos doloroso... el orgullo humano no me daña, me lastima mi poca estima...pero para eso hay remedio